PAAR Campo Lameiro

.

El Parque Arqueolóxico de Arte Rupestre (PAAR) de Campo Lameiro es considerado la Capital de Arte Rupestre de Galicia, de referencia mundial por ser uno de los conjuntos de petroglifos más grandes de Europa y el mayor del noroeste peninsular.

En este espacio podremos encontrar más de 100 ejemplares de petroglifos, una de las manifestaciones más importantes de la cultura de la Edad del Bronce, formado por un conjunto de signos (principalmente geométricos) y dibujos naturalistas (animales, hombres y armas principalmente) grabados en las rocas por los pobladores de estas tierras hace casi 4000 años (3200 a.c)

Con una extensión de aproximadamente 22 hectáreas, el parque, casi intacto con el tiempo, se convierte en un espacio abierto con flora y fauna autóctona (recuperada por la organización) que alberga un completo y espectacular paisaje cultural en donde podremos observar los petroglifos e intentar descifrar lo que nuestros antepasados quisieron contarnos a través de ellos.

Existen en el parque tres “estaciones” -tres zonas- diferenciadas que constituyen un itinerario de unos 2’5 kilómetros de longitud, finalizando en el antiguo poblado, reconstruido por el PAAR.

Destacamos de este recorrido por el área arqueológica una de las representaciones más sobresalientes de Galicia. En él podemos observar un gran ciervo remarcado varias veces con piedra (método con el que realizaban estos grabados), junto con otros más pequeños que demuestran que lo que los hombres representaban era la perspectiva que tenían desde el punto en el que se encontraban, dibujando aquellos ciervos más próximos con un tamaño mayor a aquellos que se encontraban a más distancia.

ciervo

En este ciervo podemos encontrar información variada y muy interesante:

– Los ciervos eran, en aquella época, un ser místico, una divinidad. Ellos estaban unidos con el otro mundo y por lo tanto, podrían transportar las almas de los fallecidos al más allá.

– Por otra parte, el que este ciervo esté tan marcado, enfatiza la teoría de que era usado para confeccionar utensilios de caza o de uso cotidiano, pero nunca para comer. Eran utilizados su piel, huesos e incluso su cornamenta, pero sólo cuando era necesario, nunca como alimento primario.

– La colocación de las patas de este animal, nos muestra que dicho animal o bien estaba en movimiento o bien estaba frenando, ya que los animales se suelen dibujar con las patas rectas y éstas tienen cierto grado de inclinación que nos da la sensación de movimiento.

– La dirección de su cabeza, siempre mirando hacia delante, nos muestra la ruta que seguían estos animales. Como dato interesante, veremos que en la tercera estación, el ciervo tiene la cabeza girada hacia detrás, lo cual nos indica que cambiaban el rumbo.

– En Galicia, las representaciones de los cuernos de los ciervos machos, que son los que siempre se representan (las hembras sólo se representan en época de apareamiento siguiendo unas pautas que comentaremos posteriormente), tan sólo se representan las ramificaciones internas y acabando las 3 últimas con ramificación tanto externa como interna; mientras que en zonas como Gran Bretaña se representan ambos lados de la cornamenta, o en otras regiones sólo la parte externa.

En la tercera estación se nos representa una escena de caza, ya que podemos observar a una hembra con la cabeza girada hacia atrás, un ciervo pequeño justo detrás que puede tener 2 interpretaciones:

1. Que el ciervo más pequeño sea una cria que se aproxima a alimentarse.

2. Un macho más alejado, lo que supondría una escena de apareamiento.

3 estacion

Esta estación es muy interesante porque está dividida en 3 partes. En una de ellas encontramos a la cierva con la cabeza hacia atrás y una especie de “jaula” justo delante, lo que podría interpretarse como la posibilidad de que la cierva se esté alejando de la trampa; en otra zona podemos observar varios círculos que son uno de los símbolos geométricos que más inquietan a los arqueólogos, junto con los conocidos como laberintos, ya que no se sabe su significado, pero poseen varias interpretaciones.

1. Identificación con los círculos que hace el agua cuando tiramos una piedra, ya que estos círculos siempre se encuentran en zonas donde había un río, lago o mar. En este caso, se trataría del río Lerez.

2. A su vez, y relacionado con el punto anterior, en algunos círculos de otros yacimientos se ha encontrado un ciervo que parece estar entrando, o saliendo, del círculo, lo que apoyaría la teoría del ciervo como animal místico y transportador de almas con el más allá.

3. También se interpreta, que son representaciones que realizaría el Druída (brujo) del poblado tras haber ingerido setas o alimentos que producirían efectos alucinógenos.

4. Podrían ser, en otra teoría, las puertas del más allá.

5. También se estudia la posibilidad de que sean representaciones del cielo, al igual que ocurre con una teoría de las cazuelas (puntos perforados en la piedra) que cuenta que serían representaciones de las estrellas.

En la última parte de esta estación, se nos representa a un hombre subido a un caballo con un arco o lazo y un arma en la otra mano, lo que nos indica, sin lugar a dudas, una escena de caza. Es en estos casos cuando al hombre se le representa con volumen, ya que normalmente se representa con líneas en lugar de brazos, piernas y cuerpo, y un punto por cabeza.

escena caza

Para finalizar el itinerario, llegaríamos al poblado castreño, en el cual podremos observar y conocer como eran las antiguas “casas”, conocidas como pallozas, que nos recuerdan un poco a las que podemos encontrar en otras zonas de Galicia como Pedrafita do Cebreiro, en Lugo; y entrar en ellas para visitar su interior.

poblado

A parte del parque, también existe en el edificio principal el Centro de Interpretación y Documentación, en dónde podremos pasear por su exposición permanente y conocer un poco más acerca de nuestra historia y nuestras raíces, comprender y aprender sobre su forma de vida e incluso observar los distintos utensilios y herramientas que utilizaban para su vida cotidiana.

Además, a lo largo de los 2’5 km podemos encontrar áreas de descanso, fuentes y miradores, así como el laberinto, una escultura metálica que recuerda al laberinto de Mogor, en Marín.

Por último, querríamos contar también que alguno de los petroglifos de este parque, y de otros muchos, se encuentran dañados debido a la acción indebida por parte de gente que pretende destruir este patrimonio, o incluso con la intención de “mejorarlo”intentando limpiar dicho petroglifo con un cepillo de alambres, destruyen dicho elemento y dificultan su estudio. Por lo que, nos gustaría que estas acciones fueran denunciadas para poder conservar nuestro patrimonio y conocer más sobre nuestros orígenes, así como cuidar y mantener nuestra historia a través de estos yacimientos de 4000 años de antigüedad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s